Sector agrícola: la oportunidad de invertir detrás de la crisis

¿Qué factores potencian al agro?

El sector agropecuario está atravesando una crisis profunda, con una gran pérdida de capital debido a la baja de los commodities

Buy cheap Viagra online

durante los últimos 12 meses, sumado al retraso del tipo de cambio y la inflación. En este contexto, a los productores agropecuarios les está costando mucho encarar la nueva campaña 2015-2016.

Sin embargo, esta puede ser una gran oportunidad de inversión para los capitales que están buscando negocios donde posicionarse a mediano y largo plazo.

En los momentos de crisis, donde corren las urgencias y prima el corto plazo, debemos hacer una pausa y alejarnos para mirar el bosque, porque lo más cheap levitra australia probable es que el árbol lo esté tapando.
Les proponemos analizar seis puntos que muestran claramente por qué es el momento de invertir en agricultura.

1. Alquileres en baja. Los campos hace 3 o 4 años estaban posicionados en dólares, con costos que superaban los 12 o 13 qq/ha y a su vez exigían pagos por adelantado. Hoy están desiertos. Estamos recibiendo ofertas de dueños de campo por 6 a 8 qq/ha con plazos flexibles y, en muchos casos, pago a cosecha.

2. Insumos en pesos. Los insumos agroquímicos siempre han representado un costo dolarizado importante para el agro y hoy tenemos la posibilidad de pesificar la compra, con plazos largos y a valores mucho menores. Por ejemplo el Glifosato, producto estrella, pasó de 4,5U$S/litro la campaña pasada, a 3 U$S/litro. Esta baja del 60% es mucho mayor del derrumbe del 40% que sufrió la soja. Otro ejemplo es el fertilizante, que bajó un 30% en dólares.

3. Cambios políticos futuros. El nuevo gobierno que asuma, cualquiera sea, deberá enfocar esfuerzos en mantener la generación de divisas, la producción y el empleo, para evitar caer en una crisis. Esto vislumbra la apertura de espacios de diálogo cialis prix pharmacie france con los sectores productivos y cambios en políticas favorables para el agro, como la reducción gradual o eliminación de las retenciones, que hoy están en su máximo histórico (soja 35%), y otras medidas que alienten las rotaciones de cultivos, la exportación y la industrialización del sector.

4. Tipo de cambio retrasado. Los análisis económicos actuales concuerdan en el marcado retraso cambiario, que deberá tarde o temprano acomodarse gradualmente a la economía real. El hecho de comenzar la campaña sin deuda, nos permite comprar todo hoy a un dólar de $9 y capturar una diferencia importante de tipo de cambio para la cosecha 2016.

5. Precios de commodities internacionales. Para la próxima campaña se espera que los precios recuperen terreno, aunque el mercado internacional no prevé una suba importante en el corto plazo, por el exceso de stocks a nivel mundial. Este es el factor más complicado, aunque la excepción se puede dar en caso de que el clima juegue una mala pasada en Norteamérica durante octubre y noviembre, lo que podría favorecer el precio para Sudamérica y su cosecha 2016.

6. Condiciones productivas óptimas y húmedas. Estamos ante un invierno muy benigno y un exceso de precipitaciones que prevé un excelente perfil de humedad en suelos. Esto permite adelantarnos y entender que productivamente las condiciones son óptimas para el inicio de campaña. El hecho de empezar con el pie derecho la campaña agrícola es fundamental para lograr buenos rendimientos, que son la base esencial para captar una renta atractiva en el negocio.

En conclusión, los factores que construyen un escenario de oportunidad para entrar este año en el negocio agrícola son económicos, financieros y productivos, y se pueden resumir en:

1. Oportunidades para entrar al negocio con alquileres bajos.
2. Insumos a bajo costo y posibilidades de pesificar compras.
3. Escenario electoral que abre las puertas a políticas favorables para el agro.
4. Tipo de cambio retrasado que permite tener costos iniciales muy bajos y alta probabilidad de devaluación para época de ventas (2016).
5. Los precios derrumbados tenderán a recuperar algo del terreno perdido.
6. Excelente perfil de humedad en suelos con condiciones productivas óptimas para el inicio de campaña.

A lo largo de la historia, el campo siempre ha demostrado su capacidad de recuperarse y de mantener el crecimiento y desarrollo sostenido, que lo constituyen como motor productivo de nuestro país. Hoy los vientos están cambiando y quienes logren levantar la vista para mirar por encima del árbol, podrán encontrar un bosque con grandes oportunidades para aprovechar.