Época de ganancias para el agro

Luego de varios años duros para el sector, las inversiones en agricultura superarían el 66% en pesos para esta campaña y se esperan excelentes resultados para la próxima.

En el 2015 los campos, los insumos y todos los costos para la siembra, estaban muy por debajo del promedio histórico. El año electoral estaba marcado por la incertidumbre, pero las perspectivas para el sector eran alentadoras.

Quienes supieron ver esta oportunidad y confiaron en el campo argentino junto al Fideicomiso GestionAr I, al final de esta campaña estarán percibiendo ganancias que rondan el 66% en agricultura y el 35% en ganadería. Este resultado se debe en parte a las medidas adoptadas en el contexto local, que seguirán impactando de forma positiva en el mediano plazo, y están acompañadas por un marco favorable internacional para el sector agropecuario.

Uno de los principales factores de impacto para la agricultura, fue la quita de retenciones al trigo y maíz, sumado a la reducción del 5% para la soja. Para la campaña que está por comenzar (2016/2017), se esperarían nuevas reducciones para esta última. También la actualización del tipo de cambio ha favorecido directamente al negocio, ya que tanto los insumos como las ventas

de los cereales se expresan en dólares. A su vez, el precio internacional de los commodities ha registrado importantes subas en el último tiempo, mostrando una recuperación y tendencia alcista.

En cuanto a la ganadería, la campaña actual daría resultados cercanos al 35%, superando las proyecciones del año pasado. También las medidas locales traccionaron: se eliminaron impuestos y restricciones a las ventas al exterior de cortes vacunos y los productores se están preparando para una nueva etapa de exportaciones, con la expectativa a mediano plazo de estar nuevamente entre los principales exportadores del mundo. Si bien es un negocio de menor riesgo y rendimientos que acompañan la inflación, se proyecta como una opción interesante para diversificar, si se tiene en cuenta que nuestro país tiene la capacidad, el conocimiento y la tecnología para proveer carne premium a la comunidad internacional.

Comenzó una etapa positiva para el sector y a través de instrumentos de inversión productiva, como el Fideicomiso GestionAr I, es posible participar de este negocio con un capital accesible.